Growth Hacking

La metodología con la que se construyen unicornios y se sustentan gigantes

Son pocas las empresas llamadas a liderar y crecer por encima de la media de sus competidores. Despliegan un enfoque distinto que les permite hackear el crecimiento y lo llaman Growth Hacking. Se trata de desarrollar nuevos modelos de negocio que se construyen utilizando una metodología diferente y sus artífices son los Growth Hackers. Profesionales con perfiles transversales que se alzan entre los más demandados por las empresas que buscan métodos que les permitan escalar su crecimiento.

>>Growth Hacking es una metodología utilizada por empresas con un único objetivo; “escalar los resultados”. Requiere de los Growth Hackers que son perfiles transversales con una mentalidad enfocada al crecimiento. Son profesionales que buscan ofrecer mayor valor al cliente y sustentan la toma de decisiones en el análisis de datos. Alinea la capacidad de innovación de los departamentos de marketing, ventas, diseño y desarrollo de producto<<

En muchas ocasiones el marketing tradicional no es una opción, en especial cuando los recursos económicos son escasos, esta es una de las razones por las que el Growth Hacking está fuertemente vinculado al mundo de las empresas emergentes o Startups. >> ¿es el Growth Hacking una cuestión exclusiva de Startups? << A esta y otras muchas preguntas han dado respuesta Growth Hackers en un programa de entrevistas realizado por la Escuela de Negocios y Dirección “ENyD” en colaboración con Upswing. Estas son sus historias de por qué y cómo se hicieron Growth Hackers, pero también compartieron sus experiencias y su visión de cómo Grwoth Hacking puede cambiar la trayectoria de toda empresa. En el transcurso de una serie de entrevistas han compartido Growth Hacks singulares, enumerado sus herramientas favoritas y presentado su perspectiva de cuáles son las pautas que toda empresa que busca escalar eficientemente debería seguir.

Pavel
Mazuelas Estremera

Pavel Mazuelas, es un apasionado del Growth y de la automatización por medio de la implementación eficaz de herramientas, con un único objetivo; hacernos la vida, gestión y desarrollo de los negocios un poco más fácil. Su visión es identificar un motor de crecimiento, para pasar al siguiente nivel que consiste en automatizar el proceso como antesala clave necesaria que permite escalar un negocio. Desde su perspectiva, este conocimiento y destreza es la variable que identifica a un Growth Hacker eficiente.

¿Qué es, y qué no es, Growth Hacking?

Aunque no hay un consenso académico avalado por instituciones de renombre global de lo que es el Growth Hacking, si podemos afirmar que es mucho más que una tendencia pasajera que no debemos ignorar. Todo profesional cuyo trabajo está vinculado al desarrollo de negocios precisa conocer esta metodología y como llevar a cabo su implementación práctica; sencillamente, porque es la expresión del marketing aplicado al desarrollo de negocios más eficiente y completa. Hay innumerables artículos que cumplen una excelente función SEO para sus autores, pero su contenido está desvirtuado o no se ajusta a la realidad del estado actual de la metodología y la visión de los Growth Hackers.

Wikipedia describe Growth Hacking como Estrategia de Posicionamiento  y aunque el posicionamiento orgánico entendiendo por ello la visibilidad de la empresa y sus productos es fundamental, solo pone de relieve una faceta de lo que es en realidad y de la complejidad de esta metodología. Un aspecto clave muchas veces obviado, es la mentalidad y actitud enfocada al crecimiento de estos profesionales necesaria para llevar a cabo con éxito la implementación de metodologías de Growth Hacking dentro de una organización.

Más acertada es la traducción: <<Growth = “Escalar o Crecer” y Hacking = “Atajo” o “truco”>> y esta aceptación gana sentido si tomamos como referencia las épicas historias de unicornios como: Airbnb, Dropbox, Hotmail, Instagram, LinkedIn, Paypal, Uber, YouTube… Ejemplos icónicos de empresas que en su fase Startup por medio del Growth Hacking lograron una expansión significativa sin apenas generar gastos.

  • Airbnb: gano usuarios de una plataforma de terceros o OPP (Other People’s Platforms); duplico los anuncios de Craigslist utilizando técnicas de ingeniería inversa.
  • Dropbox: incentivo el boca a boca; viralizo la captación de usuarios ofreciendo espacio de almacenamiento gratuito adicional por cada cliente nuevo referido.
  • Hotmail: integraron la publicidad en el producto; cada correo electrónico enviado incluía un anuncio gratuito para su servicio “PS I love you. Get your free E-mail at Hotmail”.
  • Instagram: pivotaron hacia un encaje de producto de mercado perfecto; se sirvieron de la fuerte demanda de apps para los nuevos terminales inteligentes que disponían de las primeras cámaras decentes.
  • Paypal: se alineo con los grandes ganando credibilidad; PayPal consiguió colocar su logo en Ebay como método de pago alternativo junto a los logos de las principales tarjetas de crédito.
  • Uber: el coste de adquisición está por debajo del valor del tiempo de vida del cliente; ofrecían 20 dólares de bonificación a los nuevos usuarios en su primer viaje.
  • LinkedIn: aumentaron el compromiso de usuario por medio de gamificación; la barra de progreso, las diversas funciones de recomendación, el número de contactos y seguidores… todo trabaja a favor de que los usuarios creen el contenido e interactúen con la plataforma.
  • YouTube: realidad contraria; elevaron la capacidad de alojar videos al máximo y facilitaron la posibilidad de compartir e integrar videos en otras plataformas de forma gratuita.

Val
Muñoz
de Bustillo

Val Muñoz de Bustillo es socio fundador y growth hacker en Endado.com. Colabora como profesor en escuelas de negocios y empresas de formación como LaSalle, MSL Formación, IEBS y Creatia Businnes. “El mayor error cuando se trata de abordar metodologías de Growth Hacking radica en mantener una visión romántica, visión que se sustenta en encontrar un gurú que formule una táctica mágica que catapulte la empresa al estrellato. Concentrarse excesivamente en las tácticas relegando a un segundo plano la implementación del método es el mayor error que todo Growth Hacker puede cometer”.

Haciendo una rápida interpretación de los anteriores ejemplos podemos caer en el error de entender que Growth Hacking consiste en dar/pegar el/un pelotazo. Entendiendo por pelotazo, llevar adelante un negocio por medio de métodos de dudosa ética al límite de la legalidad con la prioridad de generar rápidamente ingresos, como por ejemplo fue el caso de Airbnb. De ser así, entoces seguramente podemos retroceder aún más en el tiempo y poner como primeros otros sonados ejemplos de Growth Hacks:

  • En 1970 minutos antes del término del choque y con 4 a 1 para la ‘canarinha’ ante Italia, el jugador Pelé iba a realizar la primera gran campaña de publicidad encubierta “hoy lo llamamos marketing de influenciadores” cuando detuvo el tiempo para que la cámara enfocara como el brasileño se ataba su calzado de marca Puma.
  • LISTERINE® No fue un éxito incontrolable hasta la década de 1920, cuando se lanzó como una solución para la “halitosis crónica” o mal aliento que hasta entoces no era considerado un problema social grave. La ingeniosa creación, más bien invención de una palabra con matices médicos y una acertada campaña de publicidad creo una conciencia social que elevo las ventas en tan solo 7 años de 115 mil a más de 8 millones de dólares anuales.

 

Laura
Cruz

Laura Cruz ha trabajado como responsable de Growth Hacking en Goxo, Snau, Fever Labs… Creatividad y pensamiento disruptivo son el catalizador principal que marcan la visión que impulsan nuevas ideas y cambian el statu quo. “Busca inspiración donde puedas, saca el máximo rendimiento a tu creatividad y propia inspiración; pero sigue siempre el método científico de realizar pruebas de ensayo y error hasta dar con modelos de negocio y canales de venta que todavía no han sido explotados”

Hoy la RAE en una segunda acepción define Hacker como “persona experta en el manejo de computadoras, que se ocupa de la seguridad de los sistemas y de desarrollar técnicas de mejora” antes solo lo definía como “pirata informático”. Esta nueva acepción en combinación con la palabra Growth se aproxima más a la definición de quien es un Growth Hacker. Aunque el espíritu pirata prevalece, no olvidemos las métricas piratas AARRR que son parte esencial del arsenal de la caja de herramientas de un Growth Hacker aplicado al embudo de conversión.

Growth Hacking es mucho más que una acción magistral puntual que lo cambia todo. Growth Hacking crea una “cultura de empresa centrada en el crecimiento” que desencadena un proceso constante de testar hipótesis hasta dar con los Growth Hacks que funcionan. Una organización movida por la cultura del Growth Hacking hace visible las métricas y los avances a toda la organización ya sea por medio de herramientas de comunicación interna o por ejemplo con pantallas informativas de gran formato visibles en todo momento.

Juanma
Varo

Juanma Varo es un perfil mixto entre creatividad, analítica y productividad que pone el foco en hacer crecer los negocios. Empezó en el mundo del Growth Hacking como fundador de una Startup que lanzó una red social. “La aplicación práctica de las teorías del marketing a casos reales de negocio es la mejor forma de adentrarse en el mundo del Growth Hacking, pero es necesario establecer un proceso constante de actualización que permita capitalizar todo el potencial de nuevas técnicas, métodos y herramientas digitales”.

Growth Hacking es una metodología que requiere seguir paso a paso un proceso similar al alquimista en su búsqueda de la piedra filosofal. Se trata de seguir un proceso estricto de ideación, investigación, priorización, diseño, pruebas y análisis meticuloso de los resultados en un bucle constante de experimentación de distintas hipótesis. Cuanto mayor es el número de experimentos realizados, mayores son las probabilidades de dar con Hacks extraordinarios que ayuden a desmarcarse de la competencia o de encontrar nuevas oportunidades de mercado. Acometer suficientes pruebas con la necesaria diversidad creativa que aceleren las oportunidades de crecimiento requiere de todo un equipo de Growth Hackers.

Growth Hacking es más que un golpe de efecto que busca con el mínimo gasto y esfuerzo posibles, incrementar de forma rápida y notoria el volumen de usuarios, ingresos o impactos de empresa. Sean Ellis quien acuñó el término en 2010 define a un Growth Hacker como “profesional orientado al crecimiento”. Es en este punto en el que debemos matizar que solo podemos crecer si disponemos de un producto o servicio escalable. Nos Debemos encontrar en lo que se define como la fase de Product/market fit o Ajuste producto/mercado. Podemos identificar esta etapa cuando al menos el 40% de los clientes encuestados indican que estarían “muy decepcionados” si ya no tuvieran acceso al producto o servicio en cuestión.

Los Growth Hackers en la aplicación práctica del conocimiento adquirido, integran en el producto los procesos de adquisición, incorporación, monetización y retención de clientes. La experiencia de cliente es el marketing y en sus expresiones más notables consiguen altos coeficientes virales, esto es lo contrario a construir una infraestructura costosa de marketing entorno al producto.

5 señales que indican que necesitas un Growth Hacker.

1) Has alcanzado Product/market fit
¿puedes subir los precios sin miedo a perder clientes?

2) Necesitas implementar procesos y no tácticas
¿generas datos, pero desconoces cual es la métrica clave para escalar?

3) Necesitas expandirte para seguir creciendo
¿todavía no has optimizado la automatización de procesos al máximo?

4) El marketing no se diferencia sustancialmente de la competencia
¿el marketing no es parte del producto y la estrategia no incluye un coeficiente viral?

5) El equipo de empresa no está alineado con los objetivos
¿no hay una cultura de empresa compartida que conecta todo hacia el crecimiento?

Un Growth Hacker es un perfil transversal poco frecuente mezcla de desarrollador de producto, analista de datos y experto en marketing obsesionado por el crecimiento. Son el fundamento de empresas emergentes que superaron una valoración de mil millones en un tiempo récord tales como Dropbox, Snapchat, Spotify o Uber. Es posible que implementar una metodología de Growth Hacking no incremente de forma exponencial la valoración de empresa, pero sin duda la hará crecer mucho más allá de donde se encuentra ahora.

Growth Hacking es el nuevo consejero delegado

¡Toda expansión empresarial es tóxica cuando no es sostenible en el tiempo!

En el modelo tradicional de empresa el departamento de I+D desarrolla un producto. Una vez el producto está listo para su comercialización; es responsabilidad del departamento de marketing darlo a conocer y del equipo comercial la consecución de ventas. El método Growth Hacking es muy distinto; el marketing es una parte intrínseca del producto y no se trata de una actividad o de un departamento más dentro de la empresa. La frontera entre I+D, marketing y ventas se desvanecen en favor de un único objetivo; el producto debe alcanzar un elevado coeficiente viral.

La mayoría de los unicornios que se han alzado durante las últimas dos décadas, con un modelo de marketing tradicional jamás lo habrían conseguido. Potenciar las sinergias entre marketing y producto con metodología Growth Hacking, requiere de un perfil multidisciplinar con conocimientos en constante actualización. Empresas de primer nivel dan cuenta de este fenómeno y han reemplazado a su Chief Marketing Officer o “CMO” por un “CGM” o Chief Growth Officer. Se está produciendo una disrupción en todas las organizaciones que han entendido que para poder prevalecer necesitan contar con profesionales capaces de gestionar productos que compiten no solo por sus características, pero también por su estrategia de distribución. Precisan de profesionales que son un híbrido entre ingeniería de producto, ciencia de datos, y marketing creativo.

Luis
Díaz del Dedo

Luis Díaz del Dedo lleva emprender escrito en su ADN. Es uno de los principales referentes cuando se trata de Growth Hacking; hoy es CEO de Product Hackers, singladura que le ha llevado al mundo de la disrupción digital y es uno de los referentes emergentes cuando se trata de transformación e innovación aplicada a sectores en alto riesgo de disrupción. “Hoy tener una página Web ya no es suficiente, la transformación digital es mucho más compleja y aunque muchas empresas pueden inclinarse a pensar que han acometido un proceso de transformación digital; la realidad es muy diferente. La clave de la transformación digital pasa por realizar experimentos hasta dar con un modelo que permita nuevamente hacer crecer o escalar el negocio”.

Las dos reglas que toda empresa sigue para alcanzar un éxito sostenido en el tiempo según Michael Raynor director de Monitor Deloitte son: primero anteponen entregar productos mejores a más baratos (ejemplo Apple) y segundo, anteponen su expansión comercial a generar beneficios (ejemplo Amazon). Esto es exactamente lo que hace un Growth Hacker, la prioridad es el producto y crecer a toda costa es su credo. Pero hay un factor más clave que sustenta el éxito y es sencillamente que los Growth Hackers se guían por la analítica de los datos correctos y no por suposiciones.

Vivimos en la era de la explosión de los datos y esto afecta a todas las organizaciones. Asumir un puesto de responsabilidad dentro de una organización hoy, requiere tener la capacidad de descubrir oportunidades ocultas y para ello es imperativo tener conocimientos de analítica. Es una cuestión ejecutiva y no de un departamento aislado, porque no siempre los resultados ofrecen una visión obvia y requieren de juicio para adoptar la decisión correcta. Por otro lado, añaden certeza al proceso de toma de decisiones, pero requieren preestablecer donde la implementación de analítica añade valor. Esto precisa de un conocimiento profundo del negocio y de desarrollar un sexto sentido para intuir donde puede estar la próxima oportunidad. Definir de ante mano cual va a ser la captura de datos y el propósito de estos o de lo que queremos desvelar es la clave. Para ello es necesario trazar la ruta en el mapa del recorrido del cliente, entender cuáles son las claves de conversión y los factores de fidelización.

Principio básico del Growth Hacking es lograr más con menos. En vez de buscar mayores ingresos y ganancias por medio de la proliferación de productos y diversificación de mercados. La clave está en desarrollar un producto con una elevada aceptación de mercado y en encontrar canales de ventas escalables sin apenas generar gastos. El objetivo final es automatizar las ventas por medio de una máquina que se retroalimenta e interactúa con el máximo posible de clientes. Se trata de un proceso, no de un libro secreto de recetas con un montón de trucos repetibles.

Juan Pablo
Tejela

Juan Pablo Tejela es CEO demetricool.com herramienta definitiva para analizar, administrar y medir el éxito de todo contenido digital. Descubrió el mundo del Growth Hacking como mejor solución para la expansión de su negocio. Crecer en entornos digitales se fundamenta en innovar constantemente y en motorizar por medio de analítica los avances de nuestra inversión de recursos; uno de los fundamentos del Growth Hacking. Con la profundidad de dato la segmentación de grupos de clientes está cambiando de segmentación generacional a segmentaciones psicográficas. Esto es claramente visible por el tipo de redes sociales que utilizan por ejemplo Instagram que no está sujeto su uso tanto a perfiles generacionales como de estilos de vida.

Growth Hacking no es ponerle un nuevo nombre al marketing y seguir haciendo en términos generales exactamente lo mismo. Todo lo contrario, implica un profundo cambio cultural que alinea a toda la organización hacia el crecimiento y esté precisa de transparencia interna. Conseguir que una organización llegue a ser sobresaliente, no es el cometido de un único Growth Hacker, es responsabilidad de toda la organización.

Adoptar una metodología de Growth Hacking es mucho más que esperar a que la manzana proverbial caiga sobre nuestra cabeza. Aunque si es cierto que muchas personas y organizaciones llegan a brillantes ideas por serendipia, pero correlación no implica causalidad. Asumir el control sobre el futuro requiere reconocer la necesidad del cambio, y esto es extremadamente complejo, en especial para organizaciones que ya han disfrutado del éxito en el pasado. Abandonar lo que está, o ha funcionado bajo la perspectiva que no va a funcionar en el futuro no es una tarea baladí. Todo cambio se presenta como un riesgo y además precisa reconocer la vulnerabilidad de la compañía. En este escenario Growth Hacking llevado a cabo con excelencia, como método para reinventarse, es una apuesta segura.

La mayoría de las organizaciones son seguidoras de su competencia, no líderes. Hay una significativa diferencia entre ser empresarialmente buenos, notables o sobresalientes. Una empresa sobresaliente ha alcanzado una situación de monopolio en la que no hay competencia directa. Pero la realidad es que la mayoría de las empresas se conforman con ser buenas, pocas adoptan el compromiso para llegar a ser notables y las menos son las llamadas a ser sobresalientes.

Contratar a un responsable de Growth Hacking sin otorgarle la autonomía de un consejero delegado, solo aportará resultados mediocres y no será el motor del cambio esperado. Poner en manos de un Growth Hacker un proceso de cambio, es equivalente a escribir un cheque en blanco; las recompensas pueden ser pingües, pero nunca hay garantías absolutas.

7 señales inequívocas que indican fingir estar innovando

La mayoría de los dirigentes empresariales afirman que sus empresas son innovadoras, pero en realidad; solo están fingiendo.

En sus empresas:

1. Innovar es la prioridad, pero nadie en la organización puede definir que es innovación.

2. No está permitido equivocarse y se penaliza el fracaso en vez de celebrarlo.

3. Argumentan que “La innovación es trabajo de todos”; en realidad nadie es responsable.

4. No plantean las preguntas correctas; se aferran a lo conocido y evitan la incertidumbre.

5. Desconocen el coste de innovar y no hay métricas que pongan en valor los resultados.

6. No hay plazos, objetivos y carecen de presión de entrega de novedades al mercado.

7. Discuten la estrategia de innovación fuera del contexto de la estrategia corporativa.

Toda organización necesita una estrategia de innovación para sobrevivir en un entorno cada vez más competitivo ¿hoy será exactamente igual que ayer? La inercia conduce al fracaso: Blackberry, Blockbuster, Comet, Kodak, Nokia, Smith Corona, Toys “R” Us, Woolworths…

Escalar con Growth Hacking

¡El nuevo marketing es la experiencia, pero si no consigues que tus clientes se sientan especiales, quedas postergado a la irrelevancia!

Si no te adaptas a los tiempos fracasas, si no innovas fracasas y si te quedas dormido en los laureles finalmente te hundirás. Permanecer relevantes precisa apostar por vías de comunicación con el cliente que todavía no han sido exploradas, productos que aún no son tendencia y servicios que no son la corriente general ofrecida por la mayoría.

Innovar consiste en provocar el cambio que radica en construir un modelo nuevo que haga de lo existente un modelo obsoleto ya sea porque ofrece una ventaja significativa comparado con todo lo existente. Consiste en conseguir una mayor visibilidad de mercado principalmente por número de usuarios o clientes, simplicidad de uso, compatibilidad con otros productos y servicios, menor barrera para su adopción o adquisición. Sin embargo, debemos prestar atención a que siempre hay una brecha de tiempo entre la promoción o difusión y la propensión de adopción por parte de los clientes de un nuevo producto o servicio. Si comparamos, los teléfonos móviles tardaron nueve años en conseguir una adopción generalizada, mientras que los exploradores web precisaron de tan solo de 2 años para convertirse en un producto cotidiano. Aunque la diferencia de tasa de crecimiento media ha sido del 7% para los móviles y del 9% para los exploradores Web, aparentemente pequeña en términos porcentuales; es grande si pensamos en escalar por un factor de adopción de mercado exponencial.

>>Ajuste producto/mercado se produce cuando el coste de adquisición de cliente es menor que el beneficio que aporta el cliente. Ya sea porque las ventas tienen lugar por recomendación, el crecimiento es orgánico, el coste de promoción o publicidad es inferior al margen de venta, la rotación de clientes es mínima y es posible aumentar la facturación con ventas de productos de mayor valor o ventas cruzadas<<

Sergio
Campano

Sergio Campano es Growth Hacker y Fundador de Milenyo.net un recomendador con varios verticales que ha conseguido más de 2 Millones de usuarios registrados con técnicas de Growth Hacking. Muchos profesionales ya venían practicando tácticas y desarrollando un método de trabajo acorde con los principios del Growth Hacking, mucho antes que el término fueses acuñado en 2010 por Sean Ellis. Si es cierto que se trata de un sector con mucho intrusismo; profesionales del marketing digital adoptan y añaden a su descripción profesional el término para lograr mejores oportunidades de trabajo o vender mejor sus servicios.

Todo intento de escalar se vendrá abajo, si no hemos alcanzado Product/market fit o Ajuste producto/mercado. La razón es obvia, no hay dinero en el mundo que pueda forzar el momento de mercado para un producto que nadie quiere en realidad, por otro lado, hay productos que nacen para crear nuevos hábitos de consumo y con ello me refiero desde Coca-Cola al iPhone. Pero antes de pasar a ocupar la alfombra roja de la fama, toda empresa emergente pasa por lo que se conoce como el valle de la muerte o el abismo. Sencillamente muchas empresas a pesar de haber conseguido una pequeña tracción inicial su producto o servicio fracasa porque satisface un nicho de mercado comercialmente irrelevante o no tiene vías de monetización. Luego intentar escalar incluso con Growth Hacking si el producto no ha conseguido un ajuste producto/mercado es vano.

>> El punto de decisión más relevante a la hora de evaluar una empresa es su poder de fijar precios. Si tiene la fuerza de poder subir precios sin perder negocio frente a un competidor, entoces se trata de un excelente negocio. Por el contrario, si debe encomendarse a la oración antes de aumentar en un 10 por ciento los precios, entonces se trata de un pésimo negocio. -Warren Buffett<<

Mejores productos otorgan mayor poder a las empresas a la hora de fijar los precios. Por ello debemos construir una organización con una capacidad constante de innovación. Excelencia en innovación tiene lugar en la mayoría de las ocasiones cuando perfiles muy dispares trabajan conjuntamente en la consecución de un mismo objetivo. Pero esta sinergia entre los diferentes miembros de la organización solo será efectiva si hay una actitud proactiva. Instaurar una cultura de aprendizaje constante es la clave de una organización innovadora que pone en el foco de sus esfuerzos el beneficio para el cliente.

Pau
Fos Gastaldo

Pau Fos Gastaldo descubrió el Growth Hacking durante un curso en Treehouse; como la mayoría de los Growth Hackers es autodidacta, fundamentalmente por la velocidad en las que se suceden los avances en tecnología, la aparición de nuevos canales de adquisición y los cambios en las tácticas de como enfocar la adquisición de clientes. Lo anterior con la observación que todo Growth Hacker debe de ser curioso e inconformista, aceptar que nunca se sabe lo suficiente, elegir bien las fuentes de información sin olvidar que es fundamental dejar espacio para nuevas pruebas e implementación de nuevos métodos.

Innovar por medio de la experimentación rápida a pequeña escala, y con la mayor frecuencia posible es la base de la metodología del Growth Hacking. Consiste en idear nuevos productos o funcionalidades de productos y validar su relevancia con una muestra de clientes acotada. Esta es una práctica común de muchas empresas cuyos productos usamos todos los días. Pensemos en las compañías Fuji Film versus Kodak; Fuji, su modelo de negocio consiste en innovar de forma sistemática y consistentemente en una búsqueda de nuevas oportunidades de mercado. Kodak por el contrario se aferró al éxito pasado, por miedo a canibalizar el histórico altamente rentable núcleo de su negocio.

>>Gastar la misma cantidad de dinero en mejorar el producto antes que en publicidad, hará que esta se vuelva finalmente superflua<<

La quimera del Growth Hacking es obtener un alto coeficiente viral. Aparte de la razón obvia de un coste de adquisición de cliente de prácticamente igual a cero, clientes referidos por otros clientes tienen de media una mayor vida útil, gastan más y además tienen una mayor propensión de volver a recomendar los productos y servicios de la marca en cuestión. Las recomendaciones son cruciales porque es el motor de crecimiento más eficiente. Estudios realizados sugieren que entre un 28 y el 35% de las ventas en comercio electrónico como por ejemplo en la plataforma Amazon, tienen lugar por recomendación. Hasta el 80% de las solicitudes de visualización de contenido en streaming en canales de pago como por ejemplo en Netflix tienen lugar debido a la recomendación.

Construir una máquina de crecimiento basada en innovación, es crucial porque es uno de los factores clave del aumento de beneficios. Las empresas que crecen constantemente tienen mejores expectativas de perdurar en el tiempo. Juegan con ventaja puesto que tienen mayor capacidad de contratar y retener el mejor capital humano. Gozan de mayor prestigio y visibilidad, luego es más fácil ganar clientes. Están mejor conectadas, luego disponen de más información y esto les permite anticiparse reaccionando eficientemente ante el cambio.

#GHS2019ENYD